Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

29 oct 2015

ENTREVISTA A MICHAEL KIMMEL, Director ejecutivo del Centro de Estudios de los Hombres y las Masculinidades de la Universidad de Stony Brook (Nueva York)

/
Publicado por
/
Comentarios0

entrevista kimmel

Con motivo de la publicación del Nº 13 de la Revista de investigación científica Prisma Social, con temática “Narraciones de mascunilidad(es)”, Adrián Pérez Melgosa (Profesor asociado en la Universidad de Stony Brook) y Ana Isabel Simón Alegre (Profesora en Adelphi University de Nueva York y coordinadora del número 13 de la Revista Prisma Social) tuvieron la oportunidad de entrevistar a Michael Kimmel, Profesor en la Universidad de Stony Brook (Nueva York) y Director ejecutivo del Centro de Estudios de los Hombres y las Masculinidades (Center of Study of Men and Masculinities).

Judío, profesor de Sociología, de talante liberal y de Brooklyn, Nueva York. Esta sería la descripción más ajustada para este sociólogo, y así es como él mismo se describe, según dice, cuando se presenta ante un entrevistado. De él también podría decirse que es un excelente orador, trabajador infatigable y profesor devoto de la enseñanza de calidad. Reconocido en la comunidad investigadora por sus conferencias y proyectos, como el Centro de Estudios de los Hombres y las Masculinidades (Center of Study of Men and Masculinities).

«Michael Kimmel es uno de los nombres de referencia para los estudios que tratan acerca de la reflexión sobre la evolución de la masculinidad y el concepto de hombre, desde cualquier enfoque metodológico, perspectiva de trabajo o marco cronológico»

kimmel1

Imagen tomada por Ana I. Simón Alegre. Michael Kimmel en su oficina de Stony Brook (diciembre de 2013).

Corrían los años 60 cuando un joven y universitario Michael Kimmel comenzó a interesarse en los estudios de masculinidad. Ni el mismo se imaginaba que ayudar a su compañera de universidad con su viejo Volkswagen a llevar a mujeres maltratadas desde el hospital a un refugio en Bay Area iba a marcar un antes y un después en su brillante carrera.

La experiencia de tratar con esas mujeres y sus hijos e hijas hizo que Kimmel mostrase interés por implicarse más en la causa y trabajar en el refugio. Sin embargo, su condición de hombre se lo impedía. Podría haber seguido llevando mujeres del hospital al refugio, pero un día su compañera le dijo que por qué no iba a hablar con los hombres que las habían agredido. Al principio la idea le pareció una locura, ¿quién va a querer a hablar con ese tipo de hombres que habían agredido y abusado sexualmente de esas mujeres?. Pero su compañera insistía. “Tu tienes un talento natural para comprender, por eso ve y habla con ellos”, le dijo.

Michael Kimmel empezó impartiendo cursos a hombres muy agresivos, y más tarde se dio cuenta de que lo que tenía que hacer era incorporar todo lo que estaba viendo en su trabajo académico. Ya como profesor, fue invitado a dar una conferencia relacionada con su doctorado y la Teoría de la Sociología. Durante la conferencia, un alumno sentado entre el público alabó lo que el profesor estaba contando, y le preguntó si no había pensado en enseñar un curso sobre masculinidad.La idea empezó a introducirse en la cabeza del profesor, y tras consultarlo con la Decana de la Universidad, Catharine Stimpson, fundadora de los estudios de las mujeres, Michael Kimmel puso en marcha el primer curso sobre hombres y masculinidad en New Jersey (1984).

Dice el profesor en la entrevista que cuando sus estudiantes empiezan con sus trabajos de investigación lo primero que les dice es que “mucha gente les va decir que dejen de lado todo lo que no tenga que ver con el mundo académico y se enfoquen en la investigación. Lo que yo les digo es que si haces justamente eso no vas a terminar tu tesis. Desde mi perspectiva, debes tener emociones políticas, algo más que en la investigación, porque si no, no la vas a terminar. Insisto a mis estudiantes que tengan una relación emocional con sus tesis. Para mí este consejo es personal, porque si yo no hubiera tenido mis convicciones políticas no hubiera sido posible seguir con todo esto adelante dentro del mundo académico”.

Imagen realizada por Ana I. Simón Alegre. Michael Kimmel en su oficina de Stony Brook (diciembre de 2013).

Activista e investigador, la carrera de Michael Kimmel ha girado desde entonces en torno a los estudios sobre hombres y masculinidad. No como un contrapunto a los estudios de mujeres, sino como parte de lo que son los estudios de género, complementándose y apoyándose, sin olvidar que su compromiso con el hombre surgió un día de su interés en el activismo feminista. Su objetivo desde que comenzó a trabajar académicamente en este tema siempre ha sido el de crear una revista sobre los estudios de hombres y masculinidades, y hacia ello ha ido enfocado su trabajo en los últimos 20 años, publicando libros e impartiendo cursos en la universidad.

‘Men and Masculinities’ comenzó a publicarse en 1998 y hoy en día cuenta con más de 30 números y gran reconocimiento entre la comunidad investigadora en este campo. Sin embargo, el proyecto que hoy ocupa la mente del profesor Kimmer es el del Centro de Estudios de Hombres y Masculinidades. Según él mismo explica en la entrevista:

“Tengo un pie en la investigación, otro en el mundo académico y otro como activista. He sido fundador de varias organizaciones. Soy un activista desde hace mucho tiempo y nunca he querido sacrificar serlo aunque tuviera mucho trabajo y tampoco he querido que ocurriera a la inversa, sacrificar la investigación o la enseñanza.
Gracias a tener un pie en cada campo he aprendido que a lo largo del mundo existen estupendas campañas e iniciativas para que los hombres se enganchen a las campañas por la prevención de la violencia, los derechos reproductivos o el acceso equitativo a la salud. Lo que yo he aprendido es que estos programas no tenían conexión unos con otros y lo más importante, cómo investigador, que no tenían en cuenta que existía todo un campo teórico y empírico que podía sostener sus iniciativas o alternativas para conectarlas con la política.
El objetivo del Centro es poner juntos a la comunidad académica con todo el mundo del activismo. Esta combinación podía parecer extremadamente rara porque cada grupo vive en lugares separados y en ocasiones somos dentro del propio mundo académico quienes decimos al otro grupo cómo deben actuar y, desde mi punto de vista, creo que no es el camino de empezar esos contactos”.

kimmel3

Centro de Estudios de los Hombres y las Masculinidades

 

A día de hoy, el Centro de Estudios de Hombres y Masculinidades organiza seminarios que han tenido mucho éxito y se han desarrollado entre los campus de Stony Brook en Long Island y en Manhattan una vez al mes. También cuenta con una página web y un blog que mantienen los propios alumnos de doctorado y en el que puede contrubuir cualquier persona.

A largo plazo, para el año 2017, se pretende poner en marcha un programa de estudios sobre masculinidades, que va a ser el primero en el mundo que esté sostenido de esta manera. Este programa se va a desarrollar en el campus de Stony Brook, en Manhattan, para estar cerca de Naciones Unidas y de las ONG para que los estudiantes de este programa puedan conectarse con estos organismos y con la realidad.

En la entrevista completa a Michael Kimmel, publicada en el nº 13 de la Revista PRISMA SOCIAL, uno de canales de difusión de la Fundación iS+D para la Investigación Social Avanzada, el profesor trata otros temas de gran interés como la relación entre hombres y la homosexualidad, sobre la masculinidad y el racismo o sobre cómo las masculinidades han cambiado a las feminidades.

Muy pronto será firmado un importante Convenio de Colaboración Internacional entre la Fundación iS+D y el Centro de Estudios de los Hombres y las Masculinidades (Center of Study of Men and Masculinities) de la Stony Brook University de Nueva York.

Puede continuar leyendo la entrevista aquí.

 

Deja un Comentario