Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

11 nov 2015

Lapidan a una joven en Afganistán acusada de haber cometido adulterio – Repercusiones del descubrimiento de la paternidad XI

 
Lapidan a una joven en Afganistán acusada de haber cometido adulterio

“Ocurrió en Ghalmin, una pequeña comunidad rural en el centro del país.

Rokhshana, joven de entre 19 y 21 años, fue condenada por un tribunal talibán bajo acusación de adulterioUn grupo de hombres llevó a cabo el castigo: la lapidaron hace más de una semana, no se sabe con certeza si fue el 25 o el 26 de octubre.

El video de la muerte, cuya autenticidad fue confirmada por las autoridades, fue publicadoen internet y rápidamente se extendió por las redes sociales.

El clip, de medio minuto, muestra a una mujer metida en un hoyo en la tierra rodeada de hombres con turbantes que le lanzan piedras. Se puede oír a la joven entonando la shahada (profesión de fe musulmana) mientras resuenan los golpes secos de las piedras que caen sobre su cuerpo.

Al parecer, la familia de Rokshana le concertó un matrimonio con un hombre mayor contra la voluntad de la joven, quien tenía relaciones con un muchacho de 23 años. Los jóvenes huyeron de sus familias en un intento de encontrar un lugar seguro para casarse. 

Él fue condenado a 100 latigazos. Ella fue condenada a muerte“.

Los hombres y la construcción de la indentidad masculina – Mª Jesús Rosado Millán

Los hombres y la construcción de la indentidad masculina – Mª Jesús Rosado Millán

Mª Jesús Rosado Millán, Presidenta de la Fundación iS+D y experta en estudios de género, en su libro “Los Hombres y la construcción de la Identidad Masculina”, investiga sobre el adulterio  y el control de la sexualidad femenina, además de los castigos a los que las mujeres han sido sometidas por los hombres tras la toma de conciencia de la paternidad y sus repercusiones: 

hombres-masculinidadd

«Hasta hace muy pocas fechas, la paternidad era una cuestión de fe. Los hombres debían “fiarse” de las madres de sus hijos. El único método de aseguramiento de la paternidad que existía era el control de la sexualidad femenina, y ése fue precisamente el medio que se utilizó. Los hombres comenzaron a controlar a las hembras para asegurarse el protagonismo de su descendencia y las hembras se dejaron controlar para saberlo ellas también. Por eso ha estado tan penalizado el adulterio femenino a lo largo de la historia.

Las penas con las que se castigaba a la mujer adúltera eran variadas: lapidación, destierro, despedazamiento por perros, arrojamiento al río, azotes, y demás castigos corporales.  La sociedad estableció varios sistemas que asegurasen dicho control a través de medios como el vendado de pies, la exaltación de la castidad, la condena del adulterio femenino, o la ablación, entre otros; y mediante la penalización legal de la promiscuidad femenina como consta en los diversos códigos legales existentes desde las primeras civilizaciones hasta la primera mitad del siglo XX».

Mª Jesús Rosado Millán
“Los hombres y la construcción de la indentidad masculina”

Logo fundacion sombra

Deja un Comentario