Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

13 nov 2015

EXPERIMENTOS PSICOSOCIALES: Nº10: El estudio monstruo (Wendell Jhonson, 1939)

La investigación fue bautizada por otros investigadores como “el estudio monstruo”, por la crueldad con la que se había tratado al segundo grupo de niños y niñas y las consecuencias que todo ello había acarreado.

wjoldcap

El doctor Wendell Jhonson – Imgaen de Nicholas Johnson http://nicholasjohnson.org/wjohnson/

En 1939, el Doctor Wendell Jhonson, de Iowa (EEUU), estaba convencido de que la tartamudez era una patología que se adquiría por las inseguridades de algunos/as niños/as al aprender a hablar. El mismo había sufrido de problemas en el habla desde pequeño, lo que le motivaba a dedicar su esfuerzo y trabajo a investigar sobre las causas de esta patología. La Universidad de Iowa estaba familiarizada ya con algunos estudios sobre el habla, y cuando se graduó, el Doctor Wendell Jhonson, convocó a una de sus más brillantes alumnas, Mary Tudor, con el objetivo de llevar a cabo un experimento en un orfanato para probar su teoría.

El experimento consistía en reunir a 22 niños y niñas del orfanato, algunos con problemas de tartamudez y otros sin ningún tipo de problema en el habla. Una vez seleccionados los sujetos, dividió a los niños/as en dos grupos, indistintamente de si tenían problemas o no.

En el primer grupo se motivaba a los/as niños/as a que hablasen bien y se les premiaba y halagaba ante cualquier mejora. En el segundo grupo se castigaba y criticaba a los/as niños/as, hablasen mal o bien, se hacía hincapié en todos los errores, se les llamaba tartamudos y se les decía que nunca conseguirían hablar bien.

Dibujo de un niño con el doctor Wendell Jhonson - Imgaen de Nicholas Johnson http://nicholasjohnson.org/wjohnson/

Dibujo de un niño con el doctor Wendell Jhonson – Imgaen de Nicholas Johnson http://nicholasjohnson.org/wjohnson/

Los resultados del experimento, que se desarrolló entre enero y mayo de 1939, fueron claramente visibles al poco tiempo. Mientras que los/as niños/as del primer grupo empezaron a ganar confianza y a mejorar con el tiempo, el segundo grupo no hizo más que empeorar, e incluso niños/as que al principio no sufrían ningún tipo de problema empezaron a mostrar problemas de inseguridad, retraimiento y síntomas de ansiedad.

Ante estos resultados, la alumna del Doctor, Mary Tudor, decidió abandonar la investigación, y Jhonson, por miedo a que se relacionase su estudio con los que los Nazis estaban haciendo en Alemania, prefirió que los resultados nunca saliesen a la luz.

Años más tarde, las notas de Mary Tudor escrita en  papeles guardados en un cajón olvidado, sacaron a la luz las verdades del experimento y los resultados fueron publicados. La investigación fue bautizada por otros investigadores como “el estudio monstruo”, por la crueldad con la que se había tratado al segundo grupo de niños y niñas y las consecuencias que todo ello había acarreado.

eye-68968_640

Los/as niños/as del estudio aún presentaban algunas secuelas del estudio siendo adultos y en 2001 apareció un artículo en Mercury News donde se hablaba de la investigación del doctor Jhonson y de las consecuencias que había provocado. La Universidad de Iowa pidió perdón y cambió el nombre de la academia de logopedia que habían inaugurado en honor a Jhonson, quien había tenido una larga y fructífera carrera.

Por esa época, todavía vivían 6 de los niños y niñas afectados en el estudio, y en 2007 fueron indemnizados por el estado de Iowa con un total de 925.000 dólares debido al daño emocional provocado.

Fuentes:

  • http://news.bbc.co.uk/2/hi/americas/6952446.stm
  • http://www.freewebs.com/pattecbhs/Articles/Stuttering%20Monster%20Study.pdf
  • https://lamenteesmaravillosa.com/el-experimento-monstruo/
  • https://en.wikipedia.org/wiki/Wendell_Johnson

 

Deja un Comentario