Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

28 jun 2016

Día Internacional del Orgullo LGTB: una reivindicación necesaria

Con motivo del Día Internacional del Orgullo LGTB, celebrado hoy 28 de junio en todo el mundo, desde la Fundación iS+D queremos hacer un repaso al origen de esta reivindicación, sus causas y su vigencia en la actualidad en la lucha contra la discriminación por razones de sexo y orientación sexual.

Origen:

En 1969, un 28 de junio, una serie de disturbios ocurridos entre manifestantes y la policía en el barrio Greenwich Village de la ciudad de Nueva York (EE.UU.) supusieron un antes y un después en el movimiento reivindicativo LGTB. Son los conocidos como disturbios de Stonewall, a partir de los cuales se organizaron y evolucionaron los actuales movimientos LGTB en defensa de los derechos civiles y humanos de personas homosexuales, transexuales y bisexuales.

Reivindicación:

Las manifestaciones y celebraciones del conocido como Orgullo LGTB se desarrollan en todo el mundo durante los meses de mayo, junio y julio como parte de la lucha que este colectivo mantiene en pro de los derechos humanos y civiles de todas las personas. Así, a pesar de que en la mayoría de los países occidentales estas manifestaciones son respetadas y apoyadas por el resto de la ciudadanía (en mayor o menor medida en función del país) y por gobiernos y administraciones, no dejan de ser un método clave para la visibilización del coletivo LGTB.

Ataques contra personas LGTB, como el reciente atentado ocurrido en Orlando (EE.UU.), los asesinatos salvajes de organizaciones terroristas como Estado Islámico o algunos de los opresivos sistemas legales de países como Rusia, Irán, Uganda o Arabia Saudí en contra de los derechos humanos de personas LGTB hacen que estos movimientos sean hoy más necesarios que nunca.

Las reivindicaciones por los derechos humanos de todas las personas han de ser constantes, pues los ataques, no solo homófobos, sino también racistas y por motivos culturales o religiosos siguen siendo una de las mayores lacras de la humanidad. La condena de este tipo de leyes homófobas por parte de la Unión Europea debe ser algo más que simples comunicados, debiendo vetarse la participación de países con legislaciones homófobas y en contra de los derechos humanos en reuniones y organismos internacionales, e imponiendo sanciones, ya sean económicas o estratégicas, a cualquier institución o país que incentive o impulse la homofobia y la discriminación.

Lamentablemente, son muchas las personas que no pueden manifestarse, expresarse o vivir libremente por su condición sexual. Esto significa que sus voces, sentimientos y derechos están ocultos y sometidos detrás no solo de agresiones y ataques, sino de leyes intolerantes que perpetúan el odio y la discriminación. Por este motivo, debemos dar voz a todos/as aquellos/as que no pueden luchar por sus derechos. Debemos de apoyar la igualdad, la libertad, el hermanamiento y la educación como única forma de desarrollo humano y social.

Para conseguir ese objetivo, como en la mayoría de avances sociales, la clave es la educación. Pues verdaderamente es posible enseñar, y así demostrar, que la diversidad enriquece las sociedades, transformándolas en plurales, abiertas, solidarias, cooperantes y, en definitiva, más humanas.

El miedo a lo diferente, a lo distinto, tan solo refleja un profundo desconocimiento de lo que es el ser humano.

LGTB_17 mayo 16

Deja un Comentario