Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

28 jul 2016

La Coordinadora Trabajando en Positivo con motivo del Día Mundial de la Hepatitis 2016: La discriminación por hepatitis C en el trabajo está más cerca de eliminarse

*** Un estudio avala que en España un 79% de las personas con hepatitis C siente que la infección afecta negativamente su vida laboral.

*** La Coordinadora Trabajando en Positivo celebra que la elevada tasa de curación que ofrecen los nuevos medicamentos para la hepatitis C, junto con un mayor acceso a los mismos, contribuyan también a erradicar la discriminación por el VHC en el ámbito laboral, lo que se traduce en una mayor salud para las personas afectadas, un aumento de la productividad y una reducción de costes en el sistema de salud.

Con motivo del Día Mundial de la Hepatitis 2016, la Coordinadora Trabajando en Positivo celebra que el Gobierno español haya avanzado en la respuesta al virus de la Hepatitis C (VHC) al incluir, durante este año, a más personas en la lista para recibir los tratamientos antivirales de acción directa cuya tasa de curación es superior al 95%. Aunque no ha sido fácil para las personas afectadas por el VHC llegar hasta este momento (que se han visto obligadas a salir a la calle a exigir los mencionados medicamentos de última generación), hoy tienen la posibilidad de disfrutar de una mayor calidad de vida en diferentes ámbitos como su entorno familiar o laboral, en donde se experimenta discriminación por el hecho de vivir con hepatitis C.

Según un estudio realizado en el 2012 por la Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (FNETH), el ámbito del trabajo es donde, de forma general, las personas encuestadas se sentían más afectadas, puesto que un 79% opinaba que la enfermedad había afectado negativamente a su vida laboral y había sentido rechazo.

Julio Gómez Caballero, portavoz de la Coordinadora Trabajando en Positivo, explica que la discriminación está alimentada principalmente por la ignorancia sobre las vías de transmisión de la hepatitis C. “Muchas personas se sienten muy estresadas en el trabajo por miedo a que las puedan despedir si informan de que tienen hepatitis C. Aunque no existe impedimento legal ni científico que impida ejercer casi cualquier ocupación u oficio”, comenta Julio Gómez.

Por otra parte, continúa explicando Julio, algunas empresas discriminan a las personas afectadas por el VHC porque consideran que el absentismo laboral (tiempo de trabajo perdido como resultado de los problemas de salud derivados de la enfermedad) será mayor y mermará su productividad. Esto se debe a la suposición de que las personas con hepatitis C están sujetas a repetidas citas médicas, tienen sensación de fatiga o están enfermas a menudo. No obstante, lo anterior dependerá de la situación de cada persona y del daño hepático que haya sufrido, por lo que no se puede generalizar que el VHC suponga, en sí mismo, una disminución de la capacidad de trabajo de la persona afectada.

Aún así en 2013, el Boston Medical Center (BMC) Gastroenterology publicó los resultados de un estudio europeo que asociaba a la infección por VHC con mayores costos para los empleadores debido al absentismo (p <0,05) y la reducción de la productividad (p <0,05). Además, el VHC se relacionó con un mayor deterioro en actividades no laborales (34 vs 29%, p <0,05). Las personas con hepatitis C también tuvieron más visitas a su médico por año (20 frente a 13, p <0,001), lo que resulta en mayores costos financieros de manera significativa a los sistemas de salud (p <0,001).

“Considerando los datos anteriores del estudio europeo, se debe recordar que la hepatitis puede pasar desapercibida, muchas personas afectadas no tienen síntomas y al no existir pruebas de diagnóstico precoz del VHC, con frecuencia esta infección se diagnostica cuando está avanzada la enfermedad y la persona requiere más atención médica porque se encuentra en fase de hepatitis C crónica”, enfatiza el representante de la Coordinadora y hace hincapié en la importancia de implementar campañas de cribado del VHC para favorecer su diagnóstico precoz.

“Aunque se va avanzando, aún falta mucho por hacer ya que se calcula que el 60% de las personas que tienen el virus de la hepatitis C no sabe que están infectadas”, dice Julio.

Por todo lo anterior, la Coordinadora celebra que se avance con el Plan Estratégico para el Abordaje de la Hepatitis C en España y que las personas puedan acceder a los tratamientos de última generación porque en el ámbito laborar esto se traduce en la erradicación de la discriminación, en una mayor calidad de vida para las personas afectadas, en un aumento de la productividad y en una reducción de costes en el sistema de salud.

Para la Coordinadora Trabajando en Positivo, que desde hace casi 10 años desarrolla proyectos dirigidos a conseguir la inclusión en el ámbito laboral de las personas con el VIH y coinfectadas por el VHC, este nuevo panorama da esperanza de que algún día, sea a través de la cura o de trabajar contra la discriminación para eliminar el estigma asociado al VIH y a la hepatitis viral, se erradique el rechazo social a las personas afectadas.

Sobre la Coordinadora Trabajando en Positivo

Está compuesta por 16 entidades de 10 CCAA diferentes que compaginan el apoyo a personas en situación de exclusión social con el fin de mejorar su empleabilidad; el apoyo a empresas para mejorar su compromiso social (especialmente, en las áreas de derechos humanos, gestión de la diversidad, igualdad de oportunidades y no discriminación, así como en el área de acción social) y la sensibilización y concienciación de cualquiera de los agentes implicados en el ámbito laboral con el objetivo de mejorar las condiciones de inserción laboral de las personas con el VIH o coinfectadas con el VHC y de otros colectivos con dificultades para el acceso al empleo.

Entrevistas: Julio Gómez Caballero. info@trabajandoenpositivo.org / 660 479 148

trabjpos1

Más información en su página web

Deja un Comentario