Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

26 Jul 2017

2 | El Feminismo del Punto Medio: El Feminismo y la Condición Masculina

Ofrecemos una nueva entrada de la serie “El Feminismo del Punto Medio” dedicada al debate y reflexión en referencia a los estudios de género y estudios feministas. Esta serie complementa la serie de “Masculinidades e Igualdad”, no como contrapunto, sino como un elemento clave para el estudio, avance e investigación de los estudios de género en su conjunto, incluyendo ambas visiones, la de hombres y mujeres, así como el origen de sus roles de género, sus estereotipos y las causas y consecuencias que estos roles han supuesto para ambos sexos a lo largo de la historia.

Mª Jesús Rosado Millán
Presidenta de la Fundación iS+D

“El Feminismo y la Condición Masculina”

El feminismo comenzó siendo un movimiento por la lucha de los derechos de las mujeres. En la actualidad se ha convertido en un movimiento de lucha por los derechos humanos. Esta diferencia es importante porque supone la inclusión de los derechos de los hombres dentro del patriarcado. La ausencia de un movimiento “masculinista” que tuviese conciencia de la condición del hombre dentro del sistema patriarcal en relación consigo mismo, ha hecho que el feminismo acoja en su seno estas inquietudes masculinas.

Gracias a los movimientos feministas los hombres han sido conscientes de su condición en relación con las mujeres, pero no respecto a sí mismos. Dentro del patriarcado los problemas de las mujeres provienen de los hombres; por el contrario, los problemas de los hombres no provienen de las mujeres, sino de otros hombres. Esa es la diferencia y la condición de la que no son conscientes la mayoría de ellos.

El socialismo y su aportación a la teoría de las clases sociales supusieron un intento de análisis de dicha condición. El problema es que lo hizo desde una perspectiva económica. Por eso no cuestionaba el poder como dominación, sino que en el más puro estilo patriarcal, incitaba a la competición para alcanzarlo. Además, el concepto de clase social no se refería únicamente al hombre, aunque el androcentrismo hiciese recaer sobre él todas las miradas. Esta concepción inicial no era un análisis de género. Fueron las feministas socialistas las que aportaron la visión de género a la teoría de clases.

En la actualidad el feminismo ha seguido avanzando en su lucha por la igualdad. Quizá lo más novedoso de este feminismo inclusivo de ese masculinismo ausente, sea que por primera vez las mujeres estamos teorizando sobre la condición masculina sin hacerlo respecto a sus relaciones con nosotras. Ellos se han convertido en objeto de estudio e investigación. Ya no somos nosotras sobre las que recaen todos los análisis. Ahora las miradas se han girado hacia ellos. ¡Bienvenidos!

Por Mª Jesús Rosado Millán
Presidenta de la Fundación iS+D

Deja un Comentario

 

Subscribirse al Blog