Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

27 Sep 2017

Mujeres + Innovación + Tecnología/Conocimiento

Mª Jesús Rosado Millán, Presidenta de la Fundación iS+D, ha participado en el Congreso Innovatia 8.3 = innovación + tecnología/conocimiento en femenino + mujeres, celebrado este 26 de septiembre y organizado por el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades y la Universidade de Santiago de Compostela.

En su intervención, Mª Jesús Rosado, junto con Raquel Fernández León, Directora de Desarrollo, Selección y Gestión de Talento en Telefónica España, participaron como mujeres consolidadas que tienen experiencia, trayectoria y reflexión sobre mujeres, tecnología y género en la mesa redonda “Universidades y Empresas – Redes de mujeres”, moderada por Carla Reyes Uschinsky, Periodista, comentarista, columnista y presidenta de la Asociación Executivas de Galicia.

MARÍA JESÚS ROSADO MILLÁN, Presidenta de la Fundación iS+D

Así, Mª Jesús dio interesantes respuestas a las preguntas planteadas por la moderadora en dicha mesa redonda y posterior debate abierto:

P: ¿Consideras que podemos hacer una lectura de género, es decir, que el talento está condicionado por el género, y las mujeres están, a tu juicio, incorporándose de manera equitativa al mundo digital?

R: El talento tiene dos acepciones: una hace referencia a la capacidad que una persona tiene para entender el mundo que la rodea y otra, la aptitud para desarrollar con habilidad una actividad.

Las mujeres y los hombres, como conjunto, tenemos las mismas capacidades, podemos realizar las mismas funciones y experimentamos los mismos sentimientos. Estamos socializados/as de diferente manera siguiendo el rol de género. Esta socialización nos convierte en adultos/as diferentes. Luego el género incide en el desarrollo del talento en sus dos acepciones. Respecto al entendimiento del mundo, porque los parámetros incluidos en ese proceso de socialización son diferentes, lo que hace que las mujeres desarrollen capacidades diferentes a las de los hombres. Respecto a la aptitud también, pues las funcionalidades humanas están directamente relacionadas con su desarrollo. Las capacidades hay que desarrollarlas estimulándolas.

Las mujeres y los hombres, como conjunto, tenemos las mismas capacidades, podemos realizar las mismas funciones y experimentamos los mismos sentimientos.

 P: ¿Las mujeres están incorporándose de manera equitativa al mundo digital?

R: Más que de incorporación yo hablaría de acceso y uso, por un lado, y de tecnología por otro. En una investigación realizada en 22-29 marzo de 2010 con el grupo de investigación Socnativosdigitales acerca de las conductas sociocomunicativas de los/as nativos/as e inmigrantes digitales, las diferencias por sexo no han resultado significativas en cuanto a las relaciones sociales que se producen a través de las TIC, con las únicas excepciones de: las relaciones sexuales (las mujeres declaran que utilizan menos Internet que los hombres para ligar, con un 10% frente al 90% en el caso de los hombres), si bien ligar, no es un motivo aducido en su mayoría a nivel global; la intimidad, (los hombres declararon compartir pensamientos íntimos o muy personales en mayor medida que las mujeres); los juegos por diversión (que las mujeres se declaran menos proclives a jugar que los varones).

La distribución de la muestra por sexo estuvo repartida entre hombres y mujeres casi por igual (51% hombres y 49% mujeres); por edades, fue más dispar, siendo el grupo de los/as nativos/as digitales de 14 a 16 años el menos numeroso, con un 10% de encuestados/as, y el más numeroso el de los/as jóvenes mayores de 25 a 35 años, con un 50% de encuestados/as; 22% tenían estudios primarios; 34% estudios secundarios; y 43% estudios universitarios.

Respecta a la tecnología, está probado que existe una brecha de género en las diferentes áreas del conocimiento. Es favorable a los hombres en las áreas tecnológicas y favorables a las mujeres en las de ciencias sociales y humanidades.

En el mundo digital actual habría que favorecer el equilibrio entre las mujeres y los hombres en las áreas en las que existe ese desequilibrio. Si hay pocas mujeres en las carreras tecnológicas, como es el caso, es necesario establecer acciones que permitan corregir esta situación, comenzando por la educación primaria. ¿Qué puede hacer una empresa si no encuentra mujeres en las áreas en las que opera? No se puede dejar a las empresas la búsqueda del dicho equilibrio cuando, y vuelvo a la socialización, no se estimula a las niñas desde pequeñas para que deseen entrar en las áreas tecnológicas.

Techo de cristal; suelo pegajoso; techo de cemento; y techo de diamante. Todas son “barreras estructurales de género.

P: ¿Cuál es tu opinión? ¿Identificas barreras que impidan que las mujeres accedan a la innovación y a la  investigación?

R: Identifico barreras que dificultan que las mujeres accedan a la investigación. Son las mismas barreras que dificultan que las mujeres realicen actividades del “mundo exterior” tradicionalmente asignadas a los hombres. El “techo de cristal”, que aparece por primera vez en un artículo sobre mujeres ejecutivas publicado en el Wall Street Journal en 1986, y que alude a las barreras invisibles que obstaculizan el desarrollo de la carrera profesional; el “suelo pegajoso” que ata a la mujer a una serie de “deberes” para con la familia; el “techo de cemento” que limita su participación social debido a la falta de referentes; y el “techo de diamante” que hace a la mujer un “objeto de deseo”, frente al hombre que sería un “objeto de aprecio” (Valcárcel, 1997). Yo a todas estas barreras las llamo “barreras estructurales de género”.

La tecnología es una creación humana y, por lo tanto, sujeta a los valores, creencias  y costumbres de cualquier sociedad.

P: ¿Estamos las mujeres en condiciones de enfrentarnos a la era de la digitalización en igualdad de condiciones?

R: Desde el momento en el que el rol de la feminidad valora aspectos no relacionados con la tecnología, el punto de partida presenta más dificultades para las mujeres. Pero si consideramos que la digitalización va más allá de los aspectos meramente tecnológicos, podríamos aprovechar la brecha de género favorable a las mujeres en el área de ciencias sociales y humanidades. No hay que olvidar que la tecnología es una creación humana y, por lo tanto, sujeta a los valores, creencias  y costumbres de cualquier sociedad.

P: ¿En qué medida es necesario que las emprendedoras cuenten con un apoyo como el que prestará Madrinanet?

R: El madrinazgo es muy importante ante la falta de referentes femeninos en lo que a innovación se refiere. Con el madrinazgo las mujeres que han innovado en cualquier área del conocimiento, sirven de ejemplo a las que quieren adentrarse en este mundo, al tiempo que pueden proporcionar una orientación frente a los obstáculos y dificultades con las que se van a encontrar estas mujeres.

Mª Jesús Rosado forma parte también del Programa de Amadrinamiento “Madrinanet”, dentro del Programa Innovatia 8.3, puesto en marcha por el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades y la Universidade de Santiago de Compostela y cuya finalidad es ayudar, asesorar y guiar a mujeres emprendedoras ofreciendo su experiencia en la puesta en marcha de iniciativas y proyectos.

Innovatia 8.3 trabaja para que los procesos de ayuda a la creación de empresas de base tecnológica, que se realizan en las universidades, rompan con los sesgos androcéntricos del emprendimiento y ayuden a visibilizar a las mujeres que se han puesto al frente de iniciativas empresariales, spin-off académicas, en sectores altamente competitivos, generando valor social y empresarial y siendo agentes activos en la nueva sociedad del conocimiento ya en marcha.

Toda la información aquí






Deja un Comentario

 

Subscribirse al Blog