Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

2 Nov 2017

El concepto de investigación social

Definir el concepto de investigación social y el objeto de estudio en Ciencias Sociales es una parte fundamental para comprender la importancia que estas ciencias tienen para el avance y desarrollo de los seres humanos y de sus sociedades. Así, en esta cuarta entrega de los Fundamentos de la Investigación Social, daremos respuesta a las siguientes preguntas:

¿Qué es la investigación social?
¿Cuál es el objeto de estudio en Ciencias Sociales?

El concepto de investigación social

La investigación en Ciencias Sociales es un proceso de generación de conocimiento relacionado con la realidad social y el comportamiento humano presente, pasado y futuro. Su foco es diverso y se puede centrar en la descripción de lo que sucede, en la causas de lo que sucede, o en su origen. En cualquier caso, el hecho de indagar sobre el comportamiento de las personas ha supuesto que se considerase a las Ciencias Sociales como ciencias «subjetivas», frente a aquellas cuyo objeto de estudio lo constituían los hechos y fenómenos externos al ser humano y cuya observación se consideraba más objetivable. El resultado es que se suele desconfiar más de los resultados de las investigaciones sociales que de los de otras ciencias, como son las de la naturaleza, las relacionadas con la salud o con los avances tecnológicos.

El objeto de estudio delimita el fenómeno sobre el que se quiere investigar.

Esta forma de concebir la ciencia suele ser producto de dos confusiones:

  • Entre el objeto de estudio (el comportamiento humano y las relaciones sociales) y el sistema empleado para aproximarse a su conocimiento.
  • Entre los diferentes niveles del conocimiento existentes.

El objeto de estudio en Ciencias Sociales

Se centra en el conocimiento y explicación de los comportamientos humanos y de las relaciones existentes en el seno de una sociedad. Dichos comportamientos han de ser necesariamente subjetivos, pues se trata de sujetos, y sus formas de proceder y de relacionarse se encuentran impregnadas por su manera de percibir el mundo y por los significados que le confieren a esa percepción.

Ahora bien, el hecho de que el comportamiento humano sea subjetivo no implica que su observación también lo sea. A pesar de que esta se encuentre contaminada de esa subjetividad, ello no invalida la necesaria tendencia hacia la neutralidad.

El objeto de estudio delimita el fenómeno sobre el que se quiere investigar. Es por ello que debe concretarse y definirse con claridad, ya que constituye el elemento central del proceso de investigación y la concreción de la curiosidad que ha motivado la investigación.

No obstante, hay que diferenciar el objeto de la investigación de los objetivos que se pretenden alcanzar con la misma, pues el primero se refiere al fenómeno sobre el que se quiere indagar, mientras que los segundos constituyen las metas que se desean alcanzar con la investigación. El objeto de una investigación es singular, mientras que los objetivos son plurales, pudiendo ser de dos tipos:

  • Generales: recogen las metas en bloques temáticos.
  • Específicos: son desagregaciones de los objetivos generales.

¿Quieres saber más acerca de los fundamentos de la investigación social?
¿Necesitas aprender las diferentes técnicas y métodos de investigación en Ciencias Sociales?
Conoce nuestros cursos de formación online para investigadores/as sociales



Deja un Comentario

 

Subscribirse al Blog