Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

4 Sep 2019

El Feminismo y la Condición Masculina

¡Saludos a todas y a todos! En esta nueva entrada del espacio dedicado al Género del Blog de la Fundación iS+D vamos a hablar de cómo el Feminismo ha evolucionado desde su orígenes, pasando lentamente de ser un movimiento social por los derechos de la mujer a un movimiento universal por la lucha de los derechos humanos y vinculando así el estudio de la condición masculina con el fin poder comprender cómo esta afecta a la desigualdad entre los sexos.

El Feminismo y la Condición Masculina

El feminismo comenzó siendo un movimiento por la lucha de los derechos de las mujeres. En la actualidad se ha convertido en un movimiento de lucha por los derechos humanos. Esta diferencia es importante porque supone la inclusión de los derechos de los hombres dentro del patriarcado. La ausencia de un movimiento “masculinista” que tuviese conciencia de la condición del hombre dentro del sistema patriarcal en relación consigo mismo ha hecho que el feminismo acoja en su seno estas inquietudes masculinas.

Gracias a los movimientos feministas, los hombres han sido conscientes de su condición en relación con las mujeres, pero no respecto a sí mismos. Dentro del patriarcado, los problemas de las mujeres provienen de los hombres; por el contrario, los problemas de los hombres no provienen de las mujeres, sino de otros hombres. Esa es la diferencia y la condición de la que no son conscientes la mayoría de ellos.

La ausencia de un movimiento “masculinista” que tuviese conciencia de la condición del hombre dentro del sistema patriarcal en relación consigo mismo ha hecho que el feminismo acoja en su seno estas inquietudes masculinas.

El socialismo y su aportación a la teoría de las clases sociales supusieron un intento de análisis de dicha condición. El problema es que lo hizo desde una perspectiva económica. Por eso no cuestionaba el poder como dominación, sino que en el más puro estilo patriarcal, incitaba a la competición para alcanzarlo. Además, el concepto de clase social no se refería únicamente al hombre, aunque el androcentrismo hiciese recaer sobre él todas las miradas. Esta concepción inicial no era un análisis de género. Fueron las feministas socialistas las que aportaron la visión de género a la teoría de clases.

En la actualidad, el feminismo ha seguido avanzando en su lucha por la igualdad. Quizá lo más novedoso de este feminismo inclusivo sea que por primera vez las mujeres estamos teorizando sobre la condición masculina sin hacerlo respecto a sus relaciones con nosotras. Ellos se han convertido en objeto de estudio e investigación. Ya no somos nosotras sobre las que recaen todos los análisis. Ahora las miradas se han girado hacia ellos…
¡Bienvenidos!

Fuente de la imagen de cabecera: https://www.diariolibre.com/

Mª Jesús Rosado Millán
Presidenta de la Fundación iS+D
para la Investigación Social Avanzada

Libro Hacia un Feminismo del punto medio

Ebook Gratis

Libro “Hacia un Feminismo del Punto Medio: Nueva Teoría para la Igualdad de Género”

Descargar libro



2 Respuestas

  1. Pilivet Aguiar

    Me encanta leer esto. Considero muy valioso continuar la lucha por el cambio de sistema y dejar atrás el sistema patriarcal, y creo que es muy difícil hacerlo sin que la otra parte del sistema haga su parte.
    Aquí me debato entre dos ideas: ¿debemos hacernos cargo de lo masculino y ayudar en su “darse cuenta”? o ¿debemos dejarlos tomar su responsabilidad ante sus condiciones de vida y de relación?
    Aunque entiendo que tomarlos como sujetos de estudio no es hacer “por” ellos, sino entender mejor el fenómeno, me invita a cuestionarme si formo parte de los cambios o simplemente tengo tan interiorizado el patriarcado que estoy jugando el mismo juego desde la posición de investigadora.
    saludos,
    Pili

    1. Mª Jesús Rosado Millán

      Hola Pili. Investigar sobre género a mí también me genera inquietud, pues formo parte de una sociedad concreta, en cuya cultura he crecido. A pesar de ello, la investigación me ha iluminado sobre muchos aspectos que rodean al sistema patriarcal y adentrarme en el universo masculino me ha hecho descubrirme a mí misma de una manera más completa.

      También me he dado cuenta de que los hombres no son conscientes de su condición dentro del patriarcado. El cambio tiene que venir de ellos mismos. No es responsabilidad de las mujeres. Pero para ello es necesario que sean conscientes del hecho, porque desde la inconsciencia es imposible. Si esta conciencia parte de las mujeres, da igual. Lo importante es que se den cuenta. Porque así como la feminidad no tiene una parte letal, la masculinidad sí, por las razones históricas por las que se gestó el sistema. No son conscientes de que sus problemas se los ocasionan ellos mismos a través de un sistema en el que la competitividad y la dominación guían sus vidas, llevándoles incluso a la propia destrucción. Por eso es importante que los hombres se den cuenta de este hecho. A partir de ahí, la responsabilidad del cambio será suya. Pero si el 50% de la población no lucha por la igualdad, el otro 50% lo tiene más complicado.
      Como feminista quiero que sean conscientes de lo que el patriarcado significa para ellos. Es una estrategia. Aunque como bien dices, todo esto a mí también me genera inquietud.

      Gracias por compartir tus reflexiones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0