Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

9 Oct 2019

¿Cuántos tipos de sexo existen?

//
Comentarios0
/

¡Saludos a todas y a todos! En esta nueva entrada del espacio dedicado al Género del Blog de la Fundación iS+D vamos a hablar de cómo el Feminismo ha evolucionado desde su orígenes, pasando lentamente de ser un movimiento social por los derechos de la mujer a un movimiento universal por la lucha de los derechos humanos y vinculando así el estudio de la condición masculina con el fin poder comprender cómo esta afecta a la desigualdad entre los sexos.

Cuando se pregunta por el sexo en las encuestas o en los formularios en los que hay que identificarse, se le asocian dos categorías: Mujer – Hombre. Pero, ¿existen solo dos tipos de sexo?

La creencia generalizada es que sí. Sin embargo, si por sexo estamos haciendo referencia a las características genotípicas y fenotípicas de los seres humanos, a su morfología y hormonas, ¿cuántos tipos de sexo existen?

¿Cuántos tipos de sexo existen?

Se pueden encontrar cinco tipos de sexo:

  • Hembra
  • Macho
  • Intersexual
  • Intersexual con características dominantes masculinas
  • Intersexual con características dominantes femeninas

los cinco tipos de sexo que existen macho hembra intersexuales intersexuales con características masculinas e intersexuales con características femeninas

El significado del sexo biológico en la sociedad

La cuestión no revestiría mayor importancia si el significado del sexo biológico no formase parte de la identidad. Pero como lo forma, la respuesta social frente a la ambigüedad que pudiera presentar un bebé al que no se le distinguen bien sus órganos genitales o los tiene dobles, se ha resuelto por la vía expeditiva, como casi todo lo que genera inquietud social, sin pararse a pensar dos veces en las consecuencias.

La medicina, ciencia que siempre que aparecen esas inquietudes sociales quiere dar respuesta pronta, propagó la idea de que había que extirpar uno de los genitales duplicados, sin saber cuál sería el que el sujeto pudiera desarrollar en el futuro, lo que ha ocasionado graves problemas a dichos individuos.

Pero esta actitud no tiene en cuenta los problemas que ocasiona:

  • Por un lado, porque, el desarrollo del sexo biológico (cromosomas, gónadas, conductos sexuales y genitales externos) no siempre se produce de manera uniforme e idéntica y no siempre la diferenciación sexual permite conocer si una persona es hombre o mujer en el momento de su nacimiento.
  • Por otro, por la consideración de la intersexualidad como una anomalía, cuando no lo es. Una cosa es la normalidad estadística que hace referencia a la frecuencia, y otra, que lo minoritario sea anormal en el sentido peyorativo del término.

El concepto de anormalidad

De las tres acepciones que la RAE ofrece de anormalidad, solo una hace mención a la frecuencia en el sentido estadístico.

  1. adj. Que accidentalmente se halla fuera de su natural estado o de las condiciones que le son inherentes.
  2. adj. infrecuente.
  3. m. y f. Persona cuyo desarrollo físico o intelectual es inferior al que corresponde a su edad.

Es la idea de “error de la naturaleza” o “accidente” la que ocasiona los problemas.

Por eso se debe considerar la intersexualidad desde el punto de vista de la frecuencia, es decir, del porcentaje de personas hembras, machos e intersexuales, y no desde su “accentalidad”. Existir, existe, y todo lo que existe puede ser infrecuente, pero no anormal.

¿Por qué entonces tanta prisa y tanta necesidad de asignar un sexo a tan temprana edad?

Porque la identidad se construye sobre el significado que se le otorga a ese sexo biológico. Estamos hablando del género. Ya no se trata de ser hembra o macho, sino de comportarse como cada sociedad entiende en cada momento dado, que deba haberlo una persona según haya sido calificada de “hombre” o “mujer”.

Mª Jesús Rosado Millán
Presidenta de la Fundación iS+D
para la Investigación Social Avanzada



Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0

¡Suscríbete!