Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

3 Abr 2020

La investigación social en tiempos del coronavirus

En unos momentos en los que el mundo entero se encuentra en una situación de emergencia sanitaria tan complicada, en la mayoría de países la economía ha pasado a un segundo plano y donde realmente se centran los esfuerzos en preservar la salud de la población y en cómo atajar de la mejor manera posible esta crisis, pues lo que está claro es que sin personas no habrá economía, ni riqueza, ni progreso.

Desde el pasado mes de enero, el conocido como coronavirus Covid-19 se ha convertido en una pandemia que se ha extendido como la pólvora y casi por sorpresa en prácticamente la totalidad del planeta, sin que pudiéramos anticiparnos a sus consecuencias ni al impacto que iba a tener realmente para todos y todas.

La tecnología nos brinda una oportunidad extraordinaria para poder continuar con nuestra labor investigadora sin salir de casa.

Sin embargo, ahora que conocemos la gravedad del asunto, como sociedad debemos aunar esfuerzos y trabajar de manera conjunta para superar esta situación, no solo colaborando con las autoridades sanitarias, siguiendo sus recomendaciones y combatiendo la infodemia (es decir, la propagación de la desinformación y fake news) con el objetivo de que podamos entre todos/as bajar la ya famosa curva de contagios, sino también procurando mantener nuestra rutina habitual de trabajo y actividad productiva, en la medida de lo posible.

En este sentido, el confinamiento de millones de personas en sus hogares es una medida necesaria para poder controlar la expansión del virus, lo que está obligando a muchas empresas, instituciones y organizaciones a adaptar sus métodos de trabajo a un nuevo escenario en el que el teletrabajo y la digitalización ya no son una cuestión opcional, sino imprescindible. Así, aquellas organizaciones que sean capaces de ofrecer a sus miembros y empleados/as una forma alternativa de trabajo, con el intercambio de información a distancia y la colaboración en red para el cumplimiento de objetivos, serán aquellas que logren sobrevivir con mayor éxito en este nuevo contexto social en el que nos encontramos.

Por ello, desde el sector de la investigación social y de mercados (ya sea investigación académica o profesional) es normal preguntarse… ¿Qué podemos hacer ahora? ¿Cómo podemos seguir investigando cuando todo parece paralizado?

¿Cómo podemos seguir investigando sin movernos de casa?

La respuesta se encuentra en los métodos de investigación digitales. Por suerte para nosotros/as, la tecnología nos brinda una oportunidad extraordinaria para poder continuar con nuestra labor investigadora sin salir de casa.

La investigación social y de mercados a través de métodos online se lleva empleando desde hace 20 años, pero, sobre todo, se ha extendido y evolucionado a mayor velocidad en los últimos 5 años. Una expansión de lo digital que va de la mano de las tendencias que se observan en la sociedad en general.

La sociedad ya es en gran parte digital

El uso de dispositivos móviles y digitales en países como España es superior ya al 80% de la población, según datos del Informe Digital 2020 de We Are Social. Esto quiere decir que a día de hoy podemos hacer estudios a personas que utilicen frecuentemente sistemas de información y de comunicación online, algo que, como vemos, ya hace una gran parte de la población.

En España el 80% de la población utiliza el móvil, Internet y redes sociales

Fuente: Informe Digital 2020 – We Are Social

No obstante, aunque la brecha digital se ha reducido en los últimos años considerablemente, en este tipo de investigaciones es preciso señalar cómo se ha obtenido la muestra con el fin de evitar extrapolar los resultados a segmentos de la población que no formen parte de los estudios (como por ejemplo todas aquellas personas que no utilizan Internet de manera frecuente).

El teletrabajo es la nueva forma de trabajo

Como hemos mencionado, debido a esta situación excepcional, muchas personas nos hemos visto obligadas a adaptar rápidamente nuestras metodologías de trabajo para poder llevarlo a cabo de manera telemática y desde el calor del hogar.

Teletrabajo = metodologías de trabajo + digitales

Para ello, hoy en día existen multitud de métodos digitales que permiten trabajar a distancia de una manera mucho más rápida, así como automatizar procesos y ahorrar costes:

Todos estos programas y aplicaciones nos ayudan a mantener el trabajo activo, de una manera más flexible, pero manteniendo el contacto con los demás miembros del equipo.

La investigación es más accesible que nunca

Antes de la llegada de las nuevas tecnologías, investigar era sinónimo de largas horas de dedicación, procesos pesados y grandes equipos de trabajo. Los métodos de recogida de datos eran en su mayoría manuales y cualquiera de los procesos de investigación requerían una gran cantidad de recursos, tanto materiales como humanos.

Las nuevas tecnologías permiten seguir trabajando

Por suerte, en los últimos años esta labor ha mejorado mucho gracias a diferentes programas, aplicaciones digitales y software que nos permiten:

  • Automatizar procesos.
  • Gestionar equipos de trabajo.
  • Reducir costes materiales, temporales y personales.
  • Analizar un mayor número de datos en menos tiempo.
  • Mantener los estándares de calidad en todos los procesos de investigación, supervisar el campo en tiempo real y almacenar la información de manera más segura.
  • Conseguir realizar estudios con una alta tasa de respuesta. La participación online es cada día mayor, sobre todo a través del móvil, lo que permite acceder directamente a cada persona y eliminar intermediarios.

En el momento presente, la situación de confinamiento necesario como consecuencia de la pandemia ha hecho que algunas de las ventajas que las nuevas tecnologías y, especialmente las digitales, han introducido en la investigación social se hayan puesto de manifiesto con una mayor rapidez. Por ejemplo, como se puede apreciar en el siguiente gráfico, la tasa de respuesta a las encuestas online ha aumentado después del confinamiento.

Programas y aplicaciones digitales para la investigación social en tiempos del coronavirus

Entre los programas y aplicaciones digitales para investigación que podemos utilizar se encuentran:

  • Programas de investigación cuantitativa (como SPSS, Gandia Barbwin o R Commander).
  • Programas de investigación cualitativa (como ATLAS.ti o Nvivo11).
  • Métodos de investigación online que permiten hacer:
    • Estudios cuantitativos online (encuestas, paneles, etc.)
    • Estudios cualitativos online (focus group, entrevistas por Skype y Comunidades Online).
    • Análisis de redes sociales y contenidos de Internet.
    • Análisis de fuentes secundarias (estadísticas públicas, documentos, publicaciones científicas, congresos, etc.).

¿Y cómo lo estamos gestionando desde la Fundación iS+D?

En nuestro caso, llevamos más de 10 años apostando por la combinación del trabajo presencial y el teletrabajo. Empleamos un sistema mixto, totalmente flexible y adaptado a las necesidades de cada momento, tanto de los/as investigadores/as como de la Fundación como organización.

Sabemos, no obstante, que son cambios que requieren de tiempo, práctica y adaptación. No obstante, esta situación será una oportunidad para poder aprender a trabajar de una manera más dinámica, menos estricta, pero sin perder la rigurosidad y dedicación que la investigación requiere.

Por ello, desde la Fundación iS+D te animamos a seguir trabajando, investigando, aprendiendo y, por supuesto, colaborando entre todos/as, pues hoy más que nunca es tiempo para la cooperación y solidaridad.


Javier Rodríguez
Social & Marketing Researcher



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0