Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

28 Jun 2020

Día Internacional del Orgullo LGTBI 2020: La importancia del movimiento

Hoy, como cada 28 de junio, se celebra el Día Internacional del Orgullo LGTBI. El origen del mismo se encuentra en los disturbios de Stonewall. Se trata de un día para conmemorar lo ocurrido y en el que se debe sentir orgullo por la diversidad de nuestras orientaciones sexuales y por nuestras identidades de género.

Desde la Fundación iS+D hemos querido poner en valor el movimiento LGTBI y la importancia que este tiene en la lucha por la igualdad y en favor de los derechos de todas las personas, sea cual sea su orientación sexual o identidad de género.

El movimiento LGTBI

A finales de los 60 el movimiento LGTBI contribuyó al desarrollo de nuevas sexualidades apartadas de la concepción religiosa y científica hasta ese momento imperante.

Este movimiento dio lugar al estudio y análisis de lo que se conoce como «sexualidades periféricas», utilizando la terminología de Foucault relacionadas con la identidad y orientación sexual, y con la conducta sexual diferente a la heteronormativa.

La aparición del psicoanálisis a comienzos del siglo XX contribuyó a reforzar estas visiones medicalizadas de la sexualidad, al proponer que la actividad sexual era expresión de una pulsión poderosa de origen biológico. Estos conceptos, al pretender universalidad, aceptaron el carácter fuertemente normativo de las ideas de la biomedicina y establecieron como norma general el intercambio genital heterosexual dentro de las uniones conyugales, suponiendo a las manifestaciones no conyugales de la sexualidad como periféricas, marginales, preliminares o desviadas (Szasz, Cáceres, Frasca, Pecheny, & Terto, 2004).

Lo importante de las relaciones sexuales no es si alguien siente atracción por alpha, beta, o gamma, sino la significación social que se le atribuye a cada una de estas atracciones

Como dicen estos/as autores/as, las ciencias sociales vinieron a desmontar este discurso desde una perspectiva crítica, introduciendo la «culturalidad» en la construcción y desarrollo de la sexualidad. Consideran imposible estudiar la sexualidad sin tomar en cuenta las relaciones de género y de clase, o sin considerar la cultura y las instancias de control social. Esta perspectiva crítica tiene su origen en las reivindicaciones de quienes sentían que no encajaban dentro del discurso sexual dominante heteronormativo. Su desarrollo está vinculado al concepto de derecho humano. Es precisamente esa concepción de la persona como titular de una serie de derechos la que posibilita que la diferencia aflore y reclame su derecho a vivir en paz.

Aun así, no se puede considerar que el reconocimiento de los derechos de las sexualidades periféricas se haya conseguido. Las actitudes sociales dentro del patriarcado están basadas en la desigualdad, ya sea en el terreno sexual, económico, político o social. Este hecho impide la igualdad de todo aquello que se aparta del discurso dominante avalado y apoyado por el poder. Dichas actitudes se encuentran determinadas por esa estructura de dominación que el patriarcado representa. Al igual que en el caso de las mujeres, estas sexualidades están condicionadas por la normatividad impuesta por los hombres dominantes. Son estos hombres los que determinan las prácticas sexuales y los que establecen la escala de bondad-maldad de las mismas. Normatividad y prácticas que permean estas sexualidades no heteros, constituidas como marco de referencia general.

Dentro de las sexualidades periféricas o no normativas se incluyen la homosexualidad, la transexualidad, la bisexualidad y la intersexualidad. Desde el punto de vista de la sexualidad lo importante de las relaciones sexuales no es si alguien siente atracción por alpha, beta, o gamma, sino la significación social que se le atribuye a cada una de estas atracciones. Desde la instauración del patriarcado la sociedad se organizó en forma de ⊥ en función del sexo y la jerarquía social establecida en una escala de valor de mayor a menor. Es precisamente esta escala valorativa la que confiere a las relaciones sexuales su bondad o maldad.

Desigualdad de orientación sexual e identidad de género

En el mundo hay discriminación por orientación sexual e identidad de género y se manifiesta en todos los ámbitos de las relaciones sociales. Incluso en los países que han ido reconociendo los derechos del colectivo LGTBI, sigue existiendo discriminación.

La heteronormatividad, que considera una amenaza toda desviación de la heterosexualidad, sigue vigente en la mayoría de las sociedades actuales (Amich Elías, 2007), lo que hace de este fenómeno una cuestión global que afecta a todo el planeta.

Fuente: ILGA World – The International Lesbian, Gay, Bisexual, Trans and Intersex Association

Existen abundantes evidencias de que muchas personas LGTB sufren discriminación por razón de su orientación sexual a escala planetaria.

Las prácticas discriminatorias por motivos de orientación sexual e identidad de género han colocado a lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales frente a múltiples situaciones de rechazo, invisibilidad, estigmatización y violencia. La realidad se torna mucho más controvertida al estar permeado el tejido social de una ideología heterosexual dominante que sostiene, mediante estereotipos y prejuicios, la desintegración social de esa población. (Rodríguez Nuñez, 2016)

La discriminación es múltiple, pero se pone de manifiesto especialmente en los entornos laborales. En la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea se reconoce que, a pesar de la existencia de disposiciones que prohíben la discriminación por motivos de orientación sexual en el lugar de trabajo, las personas LGTBI tienen más dificultades para promocionarse laboralmente, además de sufrir el hostigamiento de los/as compañeros/as de trabajo, lo que hace que escondan su orientación sexual (Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, 2009).

·························

Referencias

Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea. (2009). Homofobia y discriminación por motivos. Informe de síntesis. Obtenido de Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, 2009: https://fra.europa.eu/sites/…/1224-Summary-homophobia-discrimination2009_ES.pdf

Amich Elías, C. (2007). Cultura homosexual, sujeto homosexual y Derechos Humanos. Foro, Nueva época, nº 5, 199-219.

Foucault, M. (1993). Historia de la sexualidad 2: El uso de los placeres. México: Siglo XXI Editores.

Foucault, M. (2005). Historia de la sexualidad: el uso de los placeres (Decimosexta edición ed.). México: siglo xxi editores.
Szasz, I., Cáceres, C., Frasca, T., Pecheny, M., & Terto, V. (2004). El discurso de las ciencias sociales sobre las sexualidades. En Ciudadanía sexual em América Latina: abriendo el debate. (págs. 65-75). Lima: Universidad Peruana Cayetano Heredia.

Rodríguez Nuñez, M. (2016). La realidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales. Una. Revista Sexología y Sociedad, 22(1), 2-14.

Rosado Millán, M.J. y García García. F. (2018). Hacia un Feminismo del Punto Medio: Nueva Teoría para la Igualdad de Género. Fundación iS+D para la Investigación Social Avanzada

Mª Jesús Rosado Millán
Presidenta de la Fundación iS+D
para la Investigación Social Avanzada

Libro Hacia un Feminismo del punto medio

Ebook Gratis

Libro “Hacia un Feminismo del Punto Medio: Nueva Teoría para la Igualdad de Género”

Descargar libro



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0