Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Preparación para la transición desde los centros de protección en Andalucía

¿Está la juventud tutelada por la Administración preparada para salir de los centros de protección a los 18 años? ¿Cómo se les prepara para que sean completamente independientes?

Los/as menores tutelados tendrán que abandonar los centros de protección en los que viven al cumplir la mayoría de edad y enfrentarse a la vida adulta con los aprendizajes que hayan adquirido. Este fenómeno está ampliamente estudiado en la literatura de los últimos años, pero existen pocos artículos que analicen el proceso de preparación mientras estos/as menores continúan en los centros de protección.

Este es el caso del artículo «Preparación para la transición desde los centros de protección en Andalucía» realizado por investigadores/as de la Universidad de Sevilla y publicado en la Sección Abierta del Núm. 38 (2022): Pensamiento Crítico, Creatividad y Pensamiento Computacional en la Sociedad Digital de la Revista Prisma Social.

Resumen

Una vez cumplidos los 18 años, la juventud tutelada tiene que desplegar todas sus habilidades para ser completamente independientes en todos los ámbitos de sus vidas. Esta realidad les expone a una situación de grave riesgo de exclusión social en comparación con su grupo de iguales, que viven el proceso de transición a la vida adulta de manera más progresiva y con apoyos. En Andalucía, la juventud tutelada puede acceder al programa Mayoría de Edad +18 de Alta Intensidad, un piso asistido por profesionales que sirve como puente y ayuda para la vida completamente independiente. No obstante, es un recurso limitado al que no puede acceder toda la población que año tras año cumple la mayoría de edad en los centros de protección. 

El objetivo de este estudio es describir los factores que influyen en la preparación para la vida adulta y el impacto en los/as jóvenes tras salir de los centros residenciales. Se realizaron entrevistas abiertas semiestructuradas a 17 profesionales de Andalucía. Los resultados muestran que el proceso de preparación depende de las características del menor, de las estrategias de intervención de los/as profesionales y de las dificultades que estos/as encuentran. Estos factores influyen en el éxito de la transición a la vida adulta de la juventud extutelada.

Algunas de nuestras conclusiones son las que siguen:

  • La intervención socioeducativa que realizan los/as profesionales en los centros de protección no tiene un impacto positivo en la juventud que accede al piso asistido porque esta no es capaz de responder adecuadamente a las situaciones que viven cuando están solos/as, lo que provoca una alta tasa de fracaso.
  • La juventud tutelada no cuenta con el apoyo y la orientación de personas de referencia que permanezcan en sus vidas tras los 18 años. Los/as profesionales encuentran dificultades para fomentar las relaciones de la juventud tutelada con iguales de otros contextos y no identifican el trabajo con la familia como pilar de la intervención socioeducativa.
  • La sobreprotección de los/as profesionales y las circunstancias diarias que transcurren en los centros de protección provoca un impacto negativo en los/as jóvenes que posteriormente acceden a los pisos asistidos, lo que les incapacita para hacer frente a las situaciones que les brinda la vida adulta y desarrollar habilidades para la vida independiente.
  • Los pisos asistidos sí que pueden ayudar a que estas habilidades sean desarrolladas en un entorno más adecuado que en un centro de protección donde la diversidad de los perfiles y el número de menores es elevado. Sin embargo, esto supone un perjuicio para aquellos/as jóvenes que no acceden al recurso de vivienda tras cumplir la mayoría de edad, al no favorecer la propia independencia.

Autores/as

Verónica Sevillano Monje

Es doctora internacional en educación y graduada en pedagogía. Ha participado en diferentes proyectos nacionales e internacionales sobre jóvenes en riesgo de exclusión y sus líneas de investigación se centran en la juventud tutelada, la transición a la vida adulta, el sistema de protección, la educación inclusiva e intercultural y la exclusión social.

José González-Monteagudo

Es doctor en pedagogía y profesor titular del Dpto. de Teoría e Historia de la Educación y Pedagogía Social, Facultad de Educación, Universidad de Sevilla. Se ocupa de investigación cualitativa y biográfico-narrativa, teorías educativas contemporáneas, educación de adultos y Lifelong learning, diversidad cultural, migraciones, movilidades académicas, educación comparada e internacional, políticas educativas, estudiantes no tradicionales y mediación social. Ha participado en diferentes proyectos europeos y ha sido profesor invitado en numerosas universidades de Europa y de América.

 

La Revista Prisma Social es uno de los canales de difusión de la Fundación iS+D para la Investigación Social Avanzada.

Información del artículo 
¿Te ha gustado este post? 
Comparte
Comenta
Difunde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Te interesan las Ciencias Sociales? Aquí encontrarás información sobre Congresos, Seminarios, Jornadas, Premios, Concursos, Curiosidades, Cursos, Investigaciones y mucho más.

Newsletter
➕ de 500.000 usuarios/as nuevos/as en 2022
Una media de 46.000 usuarios/as al mes en nuestra página web
⬆ 65% visitas más en 2022
Categorías