Fundación iS+D | ismasd@isdfundacion.org | +34 91 630 09 58

Blog

10 Sep 2021

Los hombres que cuidan no son distintos, sino más justos, igualitarios y comprometidos

¿Qué son las masculinidades cuidadoras? ¿Cuidan habitualmente los hombres? Y si no lo hacen: ¿Por qué no cuidan? ¿Existe algún tipo de obstáculo, impedimento o barrera que dificulta la implicación de los hombres en los cuidados? ¿Qué tipos de hombres son los que cuidan? ¿Qué actitudes mantienen los hombres cuando cuidan? Y los hombres que son padres: ¿cuidan habitualmente de sus hijos/as?

Para dar respuesta a estas y otras preguntas relacionadas con la temática, David Martín Vidaña, Personal Investigador en Formación, Becario FPU (Universidad de Granada) ha realizado un trabajo de revisión crítica de la literatura sobre masculinidades, cuidados y paternidad.

Los resultados obtenidos fueron publicados en el artículo Masculinidades cuidadoras: la implicación de los hombres españoles en la provisión de los cuidados. Un estado de la cuestión”, dentro de la Sección Abierta del Núm. 33 (2021): Inclusión, Justicia Social y Desarrollo Comunitario: Desafíos y dilemas para la intervención socioeducativa avanzada en la era postcoronavirus de la Revista Prisma Social.

Resumen

En las últimas décadas, los estudios sobre hombres y masculinidades abarcan un campo de investigación social relativamente creciente. No obstante, buena parte de los estudios realizados se han centrado en analizar los privilegios y los costes que suponen para los hombres asumir los preceptos de la masculinidad tradicional, y han olvidado aspectos tan importantes como el cuidado.

La comunidad académica coincide en afirmar que el cuidado es una actividad fundamental para el mantenimiento de la vida y la sociedad, pero su definición, aún ambigua, requiere un mayor análisis desde el punto de vista masculino.

Como propuestas para implicar a los hombres en el cuidado de las personas resulta fundamental mantener actitudes igualitarias.

En este sentido: ¿qué entendemos por masculinidades cuidadoras? En pocas palabras, el concepto de masculinidades cuidadoras aparece en el marco de los estudios críticos sobre masculinidades con el propósito de promover los principios de igualdad y equidad de género. De hecho, las masculinidades cuidadoras son identidades masculinas que rechazan los valores de dominio, poder, agresión y violencia, y se acercan a los valores de interdependencia, cuidado, emotividad e igualdad.

No cabe duda en afirmar que los hombres han comenzado a traspasar las fronteras de género y romper con el ideal de masculinidad hegemónica para cuidar. Por una parte, los cambios producidos pueden ser debido como consecuencia de las variaciones generadas en el marco de la población española (descenso de la natalidad, aumento de los niveles educativos de los padres, la crisis económica o sanitaria COVID-19). Por otra parte, los cambios pueden derivar como resultado del cambio de comportamiento de los hombres a partir de las reivindicaciones propuestas por el feminismo.

Por lo tanto, cada vez son más los hombres que cuidan, aunque evidentemente representan una incipiente minoría con respecto a aquellos hombres que no lo hacen. A veces los hombres cuidan, y con seguridad, lo han hecho siempre, porque no hay más remedio. De hecho, algunos hombres cuidan más de lo que ellos mismos reconocen, y otros, por ejemplo, reivindican y organizan su papel de padres cuidadores.

“Los hombres han comenzado a participar en la provisión de los cuidados y sus experiencias precisan de mayor análisis para continuar en la consecución de los principios de igualdad y equidad de género”

En relación con la implicación de los hombres en el cuidado de los/as hijos/as, la literatura académica incide en la necesidad de proclamar un nuevo modelo de paternidad centrado en la práctica de una relación de cuidados dispensados desde la empatía, el afecto, el compromiso y el rechazo de modelos jerárquicos.

Como propuestas para implicar a los hombres en el cuidado de las personas resulta fundamental mantener actitudes igualitarias. En este sentido, la relación con la pareja y la familia son factores esenciales para comprender el paso necesario a emprender actitudes comprometidas con el cuidado y fomentar las paternidades cuidadoras y corresponsables.

“Incorporar a los hombres en el ámbito de los cuidados requiere de un nuevo modelo social, familiar y cultural que permita respetar y repartir los cuidados de una forma más equilibrada y equitativa”

En definitiva, los resultados de la investigación muestran los claroscuros de la situación actual que viven los hombres en relación con la provisión de los cuidados. De hecho, existen numerosos obstáculos socioculturales que dificultan la participación de los hombres en los cuidos, principalmente, tras la estabilidad que otorga el modelo de masculinidad tradicional.

“La  respuesta  al  porqué  de  los  motivos  que  condicionan la participación de los hombres en los cuidados no es fácil de elaborar ni unívoca. En todo caso, los obstáculos a los que se enfrentan los hombres hoy en día requieren de más investigaciones que permitan clarificar las circunstancias personales por las que los hombres no cuidan habitualmente”.


Autor

David Martín Vidaña

David Martín Vidaña, graduado en maestro de Educación Infantil y estudiante del Programa de Doctorado de Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada. Personal Docente e Investigador en Formación (becario FPU) adscrito al Departamento de Pedagogía de la misma Universidad. Sus líneas de investigación se centran en las masculinidades, el cuidado y la paternidad.

Orcid: https://orcid.org/0000-0002-3090-2553
Google académico: https://scholar.google.es/citations?user=VpWEXwUAAAAJ&hl=es&oi=ao
Dialnet: https://dialnet.unirioja.es/servlet/autor?codigo=4936377

Acceso al artículo completo

La Revista Prisma Social es uno de los canales de difusión de la Fundación iS+D para la Investigación Social Avanzada.



Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.